La Reconexión

La Reconexión

En alguna parte del Tiempo el ser humano se desconectó del orden Superior, no se sabe cómo y porqué, pero si sabemos que dejamos de ser capaces de experimentad la vivencia de la Divinidad, hasta ahora, en que llega el tiempo de volver a completarnos.

De un modo u otro, la Reconexión nos prepara para realizar la transición hacia el cambio que se está produciendo ahora mismo.

Seguimos nuestro camino evolutivo hacia la inevitable reestructuración del ADN, sin tener que esperar al proceso lento y arbitrario de la mutación a través de las generaciones y de la selección natural. En este momento estamos dando los primeros pasos hacia la Reconexión. Somos la vanguardia que transporta la nueva ola de sanación al frente de lo que se confirmará como el siguiente paso de la evolución humana.

La Reconexión® es un proceso que consiste en reactivar y reconectar las Líneas Axiatonales, que son una forma evolucionada de los meridianos de la acupuntura de terminación abierta que se unen a la red planetaria energética y a todo el universo. Las nuevas Líneas Axiatonales nos permitirán acoplarnos con niveles vibratorios y frecuencias específicas para nuestra sanación y evolución, son parte de un sistema circulatorio paralelo-dimensional y de una red atemporal de inteligencia que atrae la energía básica para renovar las funciones del cuerpo humano.

Se trata de líneas que estaban conectadas originalmente a la red o cuadrícula magnética que rodea el planeta tierra y especialmente a vórtices de energía sagrada, como Machu Pichú en Perú, Sedona, Arizona en Usa, Chichen-Itzá en México, etc. Estas líneas fueron diseñadas para conectarnos con una cuadrícula o red mucho más grande, que nos enlaza con todo el universo.

La Reconexión® nos sitúa a cada uno en el camino de la vida y nos deja avanzar en un estado de equilibrio activando así un intercambio continuo de Luz e Información adecuada a cada ser. Esto nos permitirá reconectar con nuestra Alma. Una vez la conexión es restablecida, nuestra Alma comenzará a orquestar las experiencias necesarias para poder re-experimentar la Totalidad de Nuestro Ser.

Se acelera el proceso evolutivo, ya que permite acceder a quién realmente uno es, despertando progresivamente el ADN y el cerebro. Eleva la vibración y nos abre a la multidimensionalidad, lo que posibilita que lo que solemos considerar milagros y las sincronicidades aumenten en la vida.

Es común que algunas personas tengan experiencias trans-sensoriales durante la sesión, aunque si no las tienen también experimentarán en algún momento cambios significativos en su percepción y formas de ver el mundo.

Estas sanaciones y frecuencias evolutivas pertenecen a un nuevo ancho de banda y nos llegan a través de un espectro de luz e información. Gracias a La Reconexión somos capaces de interactuar con estos nuevos niveles de luz e información, y gracias a ellos podemos reconectarnos. Esto es algo nuevo, diferente, real – y puede ser desarrollado en cada uno de nosotros.

La Reconexión se recibe una sola vez en la vida, en forma personal, en dos sesiones consecutivas, no es indispensable haber recibido previamente sesiones de Sanación Reconectiva, aunque ellas suavizarían el impacto de las nuevas frecuencias.

El costo de las sesiones en universal, y es lo mismo que pagó el Dr. Eric Pearl a la gitana que trazara por primera vez sobre su cuerpo las líneas axiatonales, 333 euros en Europa y dólares en el resto del mundo, cuando también le recomendó que leyera el capítulo 3.1.7 del Libro del conocimiento: LAS CLAVES DE ENOC.

El 333 contiene la vibración de sanación, el 9 (3+3+3) es el número del Maestro, del ser humano encontrando la Luz en su interior, descubriendo su potencial original. Cuando tú das 333 estás diciéndole al Universo que estás en disposición de recibir La Reconexión®. simboliza la Totalidad y el Servicio Universal, es el Sanador que despierta, el Ser que se Encuentra y vibra con el Despertar.